sábado, 24
de septiembre 2022
25.5 C
Morelia
sábado, 24
de septiembre 2022

NUDOS DE LA VIDA COMÚN. “El dilema del prisionero y la solidaridad en nuestra vida común, parte 2.

 

Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú – Gabriela Mistral

La semana pasada hacíamos un símil entre el dilema del prisionero y la tensa rivalidad entre Gobierno y Empresas frente a la crisis económica derivada del COVID19. Hoy les quiero compartir algunas reflexiones para profundizar en este nudo de nuestra vida común.

Las pequeñas y medianas empresas de nuestro país  se han quedado a la deriva frente a esta parálisis económica. Ellas se encuentran únicamente con el apoyo de tímidos créditos para poder enfrentar el pago de sus obligaciones inmediatas mientras pueden volver a abrir sus puertas y, con ello, puedan volver a escuchar que suene la caja. Hay mucha incertidumbre sobre cuándo sucederá eso; sobre todo, si para entonces, les quedará todavía algún capital de trabajo disponible para volver a producir.

¿De dónde surge la demanda al gobierno federal de apoyos? No viene de la comodidad; viene de que el gobierno es prácticamente el primer socio de la empresa. Desde la fundación de ésta, el gobierno, sin invertir más que los servicios comunes – muchos de ellos muy deficientes- se hace acreedor a un porcentaje alto de las ganancias de las empresas (hasta el 35% de sus utilidades). Además, cobra  impuestos que se generan por la compra-venta de productos y servicios, así como  por la tenencia de bienes, aún cuando el negocio tenga éxito o fracase. Y así como un socio comparte las ganancias,  también debe asumir las pérdidas.

Por otro lado, observemos que los modelos de negocios de las PYMES se ven muy restringidos pues generan poco valor en su mayoría. Esto no sucede precisamente por falta de talento ni creatividad, sino porque el poder adquisitivo del mexicano promedio es bajo e impide que los oferentes puedan competir entregando mayor valor al cliente[1], pues, para el consumidor, el factor precio es determinante en su toma de decisión de compra, lo cual será muy remarcado ante la escasez de efectivo durante esta crisis. Esta estrategia de competir con precios bajos y productos indiferenciados no es la más sostenible para una PYME, porque genera márgenes de ganancia muy pequeños que, a menos que tenga una alta demanda y pueda desplazar un gran volumen, no logra en la mayoría de los casos cubrir los gastos fijos del negocio (nóminas y sus costos, renta, mantenimiento, agua, luz, comunicación, etcétera).

Altos impuestos, modelos de negocios no sostenibles económicamente e inseguridad, son los principales factores que hacen que México tenga un ambiente de negocios adverso.

Sin embargo, creo que no exagero al afirmar que los pequeños comerciantes y empresarios tienen mucho más experiencia en el  manejo de crisis que el propio Gobierno: especialmente las empresas michoacanas, que han pasado la contracción económica provocada por el atentado terrorista en Morelia en 2008 y por casi dos décadas de inseguridad que han ahuyentado al turismo, principal generador de ingresos para el Estado. Un ejemplo de resiliencia es el caso del comercio del Centro Histórico de la ciudad de Morelia, donde lo anterior se ve recrudecido por las constantes marchas de protesta del magisterio y de otros sectores productivos y sociales, que en cada manifestación se produce una caída en ventas de hasta el 80%.

Y no se diga de las empresas que han logrado subsistir a las crisis económicas nacionales derivadas tanto de acciones internas como externas al país[2].  Hay mucha experiencia acumulada, pero sobre todo, mucha valentía y coraje a los cuales se puede recurrir para delinear soluciones que permitan amortiguar el golpe del actual apagón económico del país.

El pequeño y mediano empresario, al terminar la pandemia, se lamerá las heridas y se arremangará, y empezará de cero nuevamente, pues ese camino ya lo ha andado muchas veces y no le tiene miedo. Ese es su carácter, ese es su propósito de vida, generar y ser productivo. Será para ellos una pendiente cuesta arriba donde tendrán que ir transformando sus modelos de negocios en opciones más sostenibles en la medida que el mercado lo permita.

El gran perdedor en nuestro nudo es el trabajador, el que vive del empleo que alguien más crea, el que fue educado “para conseguir un buen empleo”, pero que recibió una educación deficiente que no lo hace lo suficientemente calificado, o bien, que por ser mayor de 40 años de edad no es el “idóneo”  para lograr alguno de los escasos puestos de trabajo en las empresas sobrevivientes que ofrezcan salarios y prestaciones decentes, pues de lo que se haya derrumbado en este jenga económico se tendrá que volver a reconstruir muy desde abajo.

La empatía es indispensable para comprender el problema, sí, pero para resolverlo y regresar la dignidad de estos trabajadores al centro, se necesita de compasión y solidaridad. Compasión para emplear la inteligencia y el poder para levantar al vulnerable. Solidaridad para hacerlo fuerte. Nuevamente propongo la pregunta, ¿quién dará primero el paso, el gobierno por deber y responsabilidad o las empresas, por consciencia o conveniencia? De esto seguiremos platicando en nuestra próxima entrega.

 

 

 

 

[1] Un mayor valor al cliente abre la posibilidad de obtener precios más altos y mayor rentabilidad.

[2] La gran devaluación del peso en 1982,  la crisis del 88 como resultado de la debacle  petrolera en años anteriores, la ruptura de la confianza en el Ejecutivo Federal por su inacción frente a los terremotos de 1985 y del sistema democrático en México con la caída del sistema electoral, el error de diciembre de 1994 y la crisis global de 2008 por el shock del sistema financiero estadounidense.

Comparte esta publicación:

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICACIONES RECIENTES

TENDENCIAS

TENDENCIAS

Fuerte operativo de seguridad resguardó el Primer Informe de Alfredo Ramírez

Con un fuerte operativo en la capital michoacana, se realizó la entrega del Primer Informe de gobierno del mandatario estatal, Alfredo Ramírez Bedolla al...

TENDENCIAS

Cargos son la mejor plataforma para los presidenciales de Morena: Mario Delgado

El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo llamó a los aspirantes a contender por el partido en la elección presidencial del 2024, a...

TENDENCIAS

Sin muertes y 45 nuevos casos de COVID-19 cerró el viernes Michoacán

Al corte de este viernes, en Michoacán no se confirmaron fallecimientos de COVID-19, pero sí 45 nuevos enfermos, con lo que el acumulado desde...