miércoles, 16
de junio 2021
24.5 C
Morelia
miércoles, 16
de junio 2021

Dióxido de cloro, charlatanería pura.

Hasta el momento, no existe tratamiento farmacológico contra el virus que causa la COVID-19 (Hossein-khannazer, y otros, 2021). Las intenciones parecen ser buenas de quienes han recomendado estampitas, imanes, remedios, gotas milagrosas y otras sustancias para hacerle frente a esta enfermedad, sin embargo, todas ellas caen en la clasificación de pseudociencia.

Una de las sustancias que se ha ganado el premio a la mejor pseudociencia durante esta pandemia es el dióxido de cloro y a continuación le daré tres razones que describen la clase de charlatanería que éste representa.

Primera razón: los que promueven y distribuyen el dióxido de cloro, probablemente venden otra cosa, menos dicha sustancia.

Uno de los actos fraudulentos que inmediatamente nos hacen pensar sobre la charlatanería del dióxido de cloro, han sido las “recetas” y formas en cómo supuestamente se prepara y se distribuye esta sustancia, pues déjeme decirle que el dióxido de cloro es un gas a temperatura ambiente (25ºC) y seguramente si a usted se lo han ofrecido o lo ha ingerido, ha sido disuelto en agua, sin embargo, debo comentarle que esta mezcla se puede desintegrar en un 70% al momento de entrar en contacto con el aire, por lo que el dióxido de cloro se evapora (National Center for Biotechnology Information, 2021).

Segunda razón: el empleo del dióxido de cloro como tratamiento de enfermedades tiene un origen e historial pseudocientífico bastante claro y amplio.

Mucho antes de que se propagara la absurda noticia de que el dióxido de cloro puede prevenir y que incluso puede curar la COVID-19, podemos atribuir esta pseudociencia principalmente a dos charlatanes. Primero debemos hablar de Jim Humble, a quien hace varios años se le ocurrió bautizar al dióxido de cloro como “Solución Mineral Milagrosa” (MMS, por sus siglas en inglés) afirmando que había descubierto un suplemento alimenticio capaz de “curar el cáncer” (Lardieri, Cheng, Jones, & McCulley, 2020). Esta noticia se propagó rápidamente entre la sociedad cayendo en el engaño en aras de curar esta enfermedad.

En segundo lugar, debemos mencionar a Andreas Kalcker, quien renombró al dióxido de cloro como “Solución de Dióxido de Cloro” (CDS, por sus siglas en inglés) de acuerdo con sus “protocolos de estudios clínicos” mismos que a simple vista se aprecia que carecen de sentido común y lógica científica, asegurando también que este producto cura varias enfermedades (Lozada-Martínez & Moscote-Salazar, 2021). En recientes fechas, Andreas Kackler ha aprovechado la crisis sanitaria provocada por la pandemia para promover, manipular y defender  a través de las redes sociales a este producto, declarando erróneamente que el dióxido de cloro es el remedio que cura la COVID-19.

Es muy fácil identificar este tipo de charlatanería pues ambos personajes y sus seguidores presentan testimonios de personas que supuestamente se han curado de varias enfermedades incluyendo la COVID-19, lucrando con la desesperación y el miedo de la población que los sigue y desafortunadamente les cree ciegamente todo lo que ellos representan.

Tercera razón: el dióxido de cloro carece de investigaciones con el rigor del método científico.

Como lo escribí en la entrega anterior, es común que todo lo que es pseudociencia carezca de evidencia científica. No existen registros de estudios preclínicos mucho menos clínicos acerca del efecto del dióxido de cloro contra la COVID-19 (Burela, Hernández-Vásquez, Comandé, Peralta, & Fiestas, 2020), esto puede deberse a que los verdaderos científicos que bien podrían enfocarse en probar estos dichos, en lugar de eso, emplean el sentido común antes de siquiera pensar en tratar de comprobar tantos disparates, ocurrencias y engaños atribuidos al dióxido de cloro.  

Por todo lo anterior, quiero invitarle a no caer en el engaño y fraude que representa el uso de esta supuesta sustancia. Es entendible que, debido a la desesperación y al miedo a enfermarse de este virus, se opte por éstas y otras falsas propuestas que resultan atractivas, creíbles y esperanzadoras, sin embargo, le puedo decir con toda seguridad que el uso del dióxido de cloro para la COVID-19 y otras enfermedades, es a todas luces un fraude, proveniente de charlatanes que lo único que hacen es promover la pseudociencia.

Gracias por su tiempo, nos vemos en la próxima.

Referencias:

Burela, A., Hernández-Vásquez, A., Comandé, D., Peralta, V., & Fiestas, F. (2020). Chlorine dioxide and chlorine derivatives for the prevention or treatment of COVID-19: a systematic review. Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública, 605 – 610. http://dx.doi.org/10.17843/rpmesp.2020.374.6330

Hossein-khannazer, N., Shokoohian, B., Shpichka, A., Aghdaei, H. A., Timashev, P., & Vosough, M. (2021). An update to “novel therapeutic approaches for treatment of COVID-19″. Journal of Molecular Medicine, 303 – 310. http://dx.doi.org/10.1007/s00109-020-02027-1

Lardieri, A., Cheng, C., Jones, C., & McCulley, L. (2020). Harmful effects of chlorine dioxide exposure. Clinical Toxicology, 448 – 449. http://dx.doi.org/10.1080/15563650.2020.1818767

Lozada-Martínez, I. D., & Moscote-Salazar, L. R. (2021). Argumentum ad ignorantiam in medicine. Acta Neurológica Colombiana, 1 – 12. http://dx.doi.org/10.22379/24224022362 National Center for Biotechnology Information. (2021). PubChem Compound LCSS for CID 24870, Chlorine dioxide. London U.K.: PubChem. https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/Chlorine-dioxide#datasheet=LCSS.

Comparte esta publicación:

TE PUEDE INTERESAR

Nudos de la vida común. Ofensa social.

Los estereotipos son formas muy simplistas y reduccionistas de interpretar a una persona a partir de ciertos rasgos que se asumen generalizados en el grupo social al que pertenecen.

Esfera Pública. Los peligros del populismo.

El populismo es fácil de identificar, como lo explica Mario Vargas Llosa: es la política irresponsable y demagógica, de unos gobernantes que no vacilan en sacrificar el futuro de una sociedad por un presente efímero.

La “medicina alternativa” en realidad no es una buena alternativa.

Quiero invitarlo a dejar a un lado la medicina alternativa, evite regalar su dinero a los charlatanes que la practican y en lugar de eso, acuda con su médico de confianza. Nuestra salud es una de las cosas más valiosas que tenemos en la vida.

PUBLICACIONES RECIENTES

Nudos de la vida común. Ofensa social.

Los estereotipos son formas muy simplistas y reduccionistas de interpretar a una persona a partir de ciertos rasgos que se asumen generalizados en el grupo social al que pertenecen.

Esfera Pública. Los peligros del populismo.

El populismo es fácil de identificar, como lo explica Mario Vargas Llosa: es la política irresponsable y demagógica, de unos gobernantes que no vacilan en sacrificar el futuro de una sociedad por un presente efímero.

La “medicina alternativa” en realidad no es una buena alternativa.

Quiero invitarlo a dejar a un lado la medicina alternativa, evite regalar su dinero a los charlatanes que la practican y en lugar de eso, acuda con su médico de confianza. Nuestra salud es una de las cosas más valiosas que tenemos en la vida.

¿Qué es la ingeniería Biomédica?

En el pasado algo recurrente durante las reuniones con amigos (y también en las cenas familiares) fue la pregunta ¿y tú que...

TENDENCIAS

TENDENCIAS

Congreso designó a la síndica Alfega Rivera, presidenta sustituta de Chilchota

Por unanimidad, el Congreso de Michoacán designó a la ciudadana Alfega Rivera Alejo, presidenta municipal sustituta de Chilchota,

TENDENCIAS

En duda autenticidad de 100 mil votos en Tierra Caliente: Equipo por Michoacán

Morelia, Michoacán.- El Equipo por Michoacán continúa con la ruta jurídica de la judicialización de la elección a gubernatura del 6 de...

TENDENCIAS

México registró 239 muertes y 4 mil 250 nuevos casos por Covid-19

En las últimas 24 horas, se registraron en México 239 muertes y 4 mil 250 nuevos casos contagios por Coronavirus, con lo...